Antes, las gruas, los camiones y las demás máquinas que facilitan hoy en día los trabajos de construcción no existían.

     El hombre tenía que utilizar su ingenio para desplazar las piedras pesadas necesarias para la construcción de monasterios, catedrales y demás. Pensaron en levantar las piedras para transportarlas a espaldas hasta donde se necesitaran.

Video